sábado, 27 de agosto de 2016

Manifestación de ATA

Varios centenares de personas participan en Bilbao en una manifestación a favor de la amnistía de los presos de ETA convocada por el Movimiento Pro Amnistía y Contra la Represión (ATA) -grupo crítico de la izquierda abertzale-, que han acusado a "los oficialistas" de Sortu de "rendirse".

La marcha iba encabezada por la pancarta en la que se leía "Amnistía ta astakatasuna" (Amnistía y libertad) y fue convocada con el lema "Geurea da garaipena (la victoria es nuestra)". 
Entre los participantes estba Sendoa Jurado.

viernes, 26 de agosto de 2016

Manifestación por los presos

Unas 3.000 personas participan en una manifestación en Bilbao para reivindicar la amnistía de los presos y huidos de ETA. La marcha, impulsada por un colectivo de exreclusos de la banda, transcurrió sin incidentes ni gritos a favor de la organización terrorista. Una pancarta encabezaba la manifestación bajo el lema «Amnistiaren norabidean presoak eta iheslariak etxera» (En el camino hacia la amnistía, presos y huidos a casa). 
En la marcha estuvieron destacados miembros de EH Bildu como Jasone Agirre, la periodista de ETB que encabezará la lista de la coalición abertzale en las autonómicas del 25 de septiembre, los abogados Jone Goirizelaia y Julen Arzuaga. Los gritos más escuchados fueron «euskal presoak, etxera» (presos vascos, a casa) o «amnistia osoa» (amnistía total).
Al finalizar el recorrido, los ex presos de ETA Ohiana Garmendia y Lier Aretxabaleta leyeron un comunicado en el que ensalzaron el reciente tratado de paz entre Colombia y las FARC y atacaron la política penitenciaria de dispersión de presos de ETA.
Tras la lectura del comunicado, se canto puño en alto el ‘Eusko gudariak'.

viernes, 1 de julio de 2016

Ingreso en prisión

Ugaitz Elizaran ingresa en prisión para cumplir cuatro meses de condena. El guipuzcoano es uno de los nueve encausados por pertenencia a Ekin, organización considerada parte del entramado político de ETA, que alcanzó en mayo un acuerdo en la Audiencia Nacional para eludir la cárcel a cambio de renunciar a la violencia. Sus ocho compañeros no serán recluidos, pero Elizaran fue el único a quien se le impuso una pena mayor, por lo que estará preso hasta noviembre.

jueves, 30 de junio de 2016

Llamado a declarar

El titular del Juzgado Central de Instrucción nº 4 de la Audiencia Nacional deja libre a Enrique Letona, tras presentarse a declarar en calidad de investigado por su presunta relación con un atentado de ETA cometido en abril de 1981 en Bilbao. El juez le comunicó su procesamiento pero no atendió la petición del fiscal de que se fijasen medidas cautelares.
Letona ya fue condenado por su participación en diversas acciones de ETA cometidas en los 80, habiendo cumplido una larga condena de prisión.

miércoles, 8 de junio de 2016

Detenciones de miembros ATA

Cuatro miembros del Movimiento Pro Amnistía y Contra la Represión, anteriormente conocido como Amnistia Ta Askatasuna (ATA), fueron detenidos en Bilbao, Valmaseda y Erandio por la Ertzaintza, después de que no hubieran acudido a una citación del pasado 29 de marzo de la Audiencia Nacional para declarar por un posible delito de enaltecimiento del terrorismo cometido en una manifestación celebrada en Bilbao en agosto de 2015.
Sendoa Jurado, Ziortza Fernández Larrazabal, Zaloa Respaldiza Ondovilla e Isabel Delgado San José fueron requeridos por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu. Sin embargo, los cuatro miembros del colectivo crítico con la izquierda abertzale oficial optaron por la desobediencia y decidieron no ir a declarar ante la Audiencia Nacional. Por ello, el magistrado les volvió a citar y ordenó su arresto para garantizar que prestaran declaración.

Tras declarar fueron puestos en libertad al día siguiente.

lunes, 6 de junio de 2016

Comunicado disidencia abertzale

Militantes de la izquierda abertzale críticos con la gestión de Sortu han constituido un colectivo que responde al nombre de Aurrerantz (Hacia adelante) y que aboga por recuperar las prácticas de «la desobediencia activa con todas las consecuencias». En un documento elaborado tras mantener distintas reuniones «para poner en común sus experiencias, análisis y perspectivas para ponerlas al servicio de la lucha por la liberación nacional y social de Euskal Herria», los disidentes defienden también el «derecho a la rebelión, utilizando los métodos de lucha que se piensen necesarios en cada momento para combatir al enemigo». 

Aurrerantz llama a «la construcción de la Organización Socialista Revolucionaria Vasca de Liberación Nacional» para enfrentarse a los opresores y retomar «adecuándolas a las condiciones actuales, las líneas estratégicas que han sido la base de la izquierda abertzale antes de Zutik Euskal Herria».
Aurrerantz señala «la necesidad de crear un movimiento popular por la amnistía diferenciada» de la oficial de la izquierda abertzale. «La amplitud y la riqueza de la lucha por la amnistía sólo puede recogerse si la organización que canaliza esta lucha a través de un amplio movimiento popular organizado fuera del partido, con un entronque respecto a los objetivos finales, pero con independencia de funcionamiento», añade el texto . «No querer trabajar en ese sentido es ahogar la lucha por la amnistía». 

Texto íntegro:

Somos militantes de la Izquierda Abertzale, jóvenes y mayores, que siempre hemos luchado por una Euskal Herria socialista e independiente, euskaldun, feminista y ecologista. Nuestra militancia revolucionaria la hemos realizado en diversas organizaciones y colectivos del Movimiento Vasco de Liberación Nacional, cada cual en la que ha creído más conveniente.

Ante la situación por la que atraviesa actualmente Euskal Herria y la Izquierda Abertzale nos hemos reunido para exponer nuestras experiencias, análisis y perspectivas en común. Nuestro trabajo, fuerza, reflexión y experiencia las queremos poner al servicio de la lucha por la liberación nacional y social de Euskal Herria.

Tras más de cincuenta años de dura lucha hemos conseguido que Euskal Herria siga existiendo, que el euskara siga vivo, que la conciencia nacional de clase haya prendido en el pueblo vasco, que no hayan acabado con la Ama Lurra, que el feminismo haya avanzado y que muchas otras luchas continúen dando la batalla a los Estados opresores y al capitalismo, pero las opresiones nacional, de clase, patriarcal, continúan vigentes.

España y Francia impiden a la nación vasca desarrollar cualquier proyecto socialista y de independencia. La opresión que sufre Euskal Herria está marcada por los intereses de las respectivas burguesías que en el proyecto europeo imponen en su propio beneficio y en contra de las clases populares, especialmente contra las mujeres y la juventud. El futuro que nos quieren imponer se asemeja a las condiciones de vida del siglo XIX: paro, miseria, exclusión, emigración forzada, terror patriarcal, alienación, poder adulto, agotamiento del planeta, genocidio cultural y lingüístico de las naciones oprimidas… Esta es la democracia burguesa.

La estrategia oficial de la izquierda abertzale desde hace 7 años, más o menos, para luchar contra esta situación en la que se encuentra Euskal Herria ha demostrado ser un total fracaso. Primar la lucha institucional sobre la lucha popular, debilitando el movimiento obrero y popular; practicar un tipo de «eficacia» política burocrática mediante la forma partido, cayendo en el oportunismo y el tacticismo; utilizar la unilateralidad aceptando y cumpliendo las leyes impuestas, etc. Esta estrategia nos lleva directamente al más absoluto de los fracasos. Por eso creemos que es necesario trabajar y luchar para cambiar esta política y retomar, adecuándolas a las condiciones actuales, las líneas estratégicas que han sido la base de la izquierda abertzale antes de Zutik Euskal Herria. No se puede plantear una estrategia sin tener en cuenta las condiciones del capitalismo actual. No hubo ni habrá Estado de «bienestar» y cualquier proyecto socialdemócrata que lo prometa está engañando al pueblo.

Esta estrategia socialdemócrata ha entrado en crisis y al no cumplir con las expectativas de la militancia abertzale y socialista se pone en marcha un proceso de readecuación: el debate Abian.

El inicio del debate Abian suscitó muchas esperanzas, lo que llevó a que militantes que se habían separado de la Izquierda Abertzale o de su entorno se reunieran para participar en el debate. Muchas personas vieron la posibilidad de realizar todas las críticas que en su momento fue imposible hacer durante el debate de Zutik Euskal Herria. Otras personas que sí estuvieron de acuerdo en su momento con Zutik Euskal Herria y con Sortu, ante la deriva reformista de este partido querían y deseaban realizar un debate abierto en el que se pudiera hablar de todo y plantear todas las visiones que constituyen la verdadera Izquierda Abertzale. Muchas personas vieron la posibilidad de influir desde el debate Abian en la línea política y en el tipo de organización que la Izquierda Abertzale necesita, aunque muchas otras ya desconfiaban de este camino.

En el primer debate participaron activamente unas 9.000 personas, planteando gran cantidad de problemas existentes en la línea política de Sortu, que se plasmaron en 800 aportaciones. En la segunda fase participaron, según cifras oficiales de Sortu, 4.782. En la última parte del debate asistieron, según datos oficiales, 3.059 personas. La participación cada vez más escasa nos lleva a pensar que la metodología planteada solo era útil para las tesis oficiales, que huyendo de cualquier autocrítica real, reforzaban la política que decían criticar.

En realidad el 80% de apoyo a la ponencia oficial es un dato falso, puesto que no es el 80% de la izquierda abertzale, es el de la minoría que ha seguido hasta el final el debate Abian, o sea que es un porcentaje extremadamente bajo.

La razón última que hace desconfiar del proceso de debate Abian es que mientras se daba el «debate», ha habido acuerdos estratégicos no acordados con las bases. Algunos de los ejemplos más llamativos, pero no los únicos, son: el acuerdo con el Estado del tema de Segura, la aprobación con el PSE-EE y UPD de la Ley de Vivienda en la CAV, la anulación de Udalbiltza mediante el acuerdo con el PNV de Eudel y la aprobación con el PNV de la Ley Municipal. Podríamos hablar de más acuerdos como, por ejemplo, la aprobación de los Presupuestos del 2016 de la Diputación de Araba y de los del Ayuntamiento de Gasteiz con el PNV-PSE. Estos y otros acuerdos restringen seriamente las posibilidades de avanzar hacia el socialismo y la independencia.

En relación al contenido del debate Abian y a las aportaciones realizadas, cuatro lineas han sido fundamentales:

Desobediencia – derecho a la rebelión.

Movimiento popular por la amnistía de los y las presas políticas.

Dirección colectiva, modelo de movimiento.

Fortalecimiento y desarrollo de un movimiento popular como base del proceso socialista e independentista de construcción del Estado vasco.

Ninguna de las enmiendas sobre estos puntos ha sido aprobada lo que representa un gran paso hacia atrás respecto a lo que han sido las líneas estratégicas y constantes de la Izquierda Abertzale.

El tema del primer punto, la desobedienciaes fundamental en los procesos de lucha y en concreto en la lucha del pueblo vasco. Hablamos de una desobediencia activa con todas sus consecuencias. Esta desobediencia no tiene nada que ver con el pacifismo, puesto que en última instancia lleva a enfrentarse con los opresores, desobediencia ejercida como derecho a la rebelión, utilizando los métodos de lucha que se piensen necesarios en cada momento para combatir al enemigo. A lo máximo que han llegado las tesis oficiales es a hablar de desobediencia civil, pero solo han hablado, en ningún momento se ha llevado nada a la práctica.

El segundo, la necesidad de crear un movimiento popular por la amnistía de los y las presas políticasdiferenciada de Sortu tampoco ha sido aprobada. La amplitud y la riqueza de la lucha por la amnistía de los y las presas políticas vascas solo puede recogerse si la organización que canaliza esta lucha es a través de un amplio movimiento popular organizado fuera del partido, con un entronque respecto a los objetivos finales, pero con independencia de funcionamiento. Este movimiento es tanto o más necesario cuanto que los Estados español y francés imponen y multiplican las medidas represivas. No querer trabajar en ese sentido es ahogar la lucha por la amnistía.

Tercero, dirección colectiva, modelo de movimiento. La historia de la lucha de la clase trabajadora ha demostrado que cuando se quiere centralizar todo no hay movimiento popular rico, sino correas de transmisión del partido que finalmente ahogan a las organizaciones populares. Las enseñanzas que podemos extraer de la V Asamblea y que la experiencia de la lucha del pueblo vasco en los últimos cincuenta años ha demostrado que es necesario una organización tipo movimiento para recoger la riqueza de las luchas populares, en las que hay una unidad en cuanto a la estrategia, pero al mismo tiempo una independencia de cada movimiento popular en su lucha.

Respecto al último punto: fortalecimiento y desarrollo de un movimiento popularcomo base del proceso socialista e independentista de construcción del Estado vasco es un punto fundamental para la organización de las luchas populares. Querer que todo pase por un partido o una entidad formada por Sortu, LAB y Ernai, es limitar y ahogar todas las posibilidades que tiene el movimiento popular.

Ante este resultado del debate Abian pensamos que debemos recoger las experiencias de la V Asamblea, viendo en ella el inicio de la andadura de lo que ha sido el MLNV, una andadura llena de luchas, victoriosas unas y otras no, pero de las que hemos podido extraer lecciones para aplicarlas en otros momentos y situaciones, y que pensamos nos servirán para avanzar actualmente.

De la V Asamblea hemos extraído nociones fundamentales, que representaron un salto cualitativo, para la lucha de nuestro pueblo: la opresión nacional es una contradicción irreconciliable; la explotación capitalista es otra, las mujeres sufren una triple opresión: nacional, de clase y patriarcal; derecho a la rebelión en todos sus sentidos; necesidad de la formación, del debate, de la praxis y de la crítica y autocrítica, Euskal Herria como marco autónomo de lucha de clases, el pueblo trabajador vasco como sujeto revolucionario, la conciencia nacional de clase y el nacionalismo revolucionario. La lucha del pueblo trabajador vasco no es para realizar una revolución democrática, sino una revolución socialista. El sujeto activo de esta revolución es el Pueblo Trabajador Vasco y su organización no es un partido clásico sino que tiene forma de movimiento.

Pensamos que estamos en un momento en el que se puede desbaratar la lucha de estos últimos cincuenta años o, por el contrario, en el que se puede confirmar, reorganizando la Izquierda Abertzale y avanzando hacia una República Socialista Vasca.

El reformismo de la actual dirección de la Izquierda Abertzale unido a la debilidad ideológica actual ha hecho que conceptos que se tenían claros hace años hayan sido apartados, escondidos, y en su lugar nos inunden con una larga serie de conceptos laxos, del pensamiento débil como ideología, sin contenido de clase trabajadora, sino todo lo contrario: la ciudadanía, democracia sin saber muy bien para quién es la democracia, presentar el Estado como algo neutral, dejar de lado la formación… «pensar» que mediante meras reformas se puede transformar la sociedad con el beneplácito de quienes se benefician de las opresiones. Lo que está en cuestión es responder a la pregunta: ¿de quién es Euskal Herria, del pueblo trabajador vasco o del capital?

Por todo ello, hacemos un llamamiento a dar a conocer este texto y a debatirlo, conjuntamente con otros textos que se han hecho públicos recientemente, sin perder de vista la difícil situación histórica en la que nos encontramos, una situación histórica que puede llevar a una efervescencia de las masas oprimidas, y a entrar en contacto con otros colectivos afines para buscar los puntos que nos unen para trabajar en la confluencia. Es cierto que se está entrando en un periodo que puede dificultar esta tarea, un periodo electoral: elecciones españolas (junio), elecciones estatutarias de la CAV (octubre), pero planteamos que, a pesar de las dificultades que podamos encontrar, salgamos de esta coyuntura coordinados y avanzando en la construcción de la Organización Socialista Revolucionaria Vasca de Liberación Nacional.

Euskal Herria, 2016ko ekainaren 6an

Aurrerantz

martes, 31 de mayo de 2016

Sentencia TEDH contra España

Se hace público que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos condena de nuevo a España por no investigar debidamente supuestos casos de tortura a miembros de ETA y su entorno durante el periodo de detención policial incomunicada.
La Corte da amparo a Xabier Beortegi Martínez, supuesto miembro de Ekin, que denunció maltratos durante su arresto por la Guardia Civil en enero de 2011. España deberá indemnizar a Beortegi con 20.000 euros por daños morales y 3.500 euros de costas.
Según su testimonio, recibió insultos y amenazas de los guardias que lo custodiaban. Además, sostiene, cuatro agentes le golpearon en la cabeza, las costillas y los testículos. Además afirma que una vez en Madrid,  le sometieron a sesiones de asfixia y tocamientos obscenos.
En mayo de 2011, Beortegi presentó una querella por torturas contra la Guardia Civil en los juzgados de Pamplona, pero la querella fue archivada en las dos instancias penales.
Cerrada la vía penal en España, la víctima acudió al Tribunal Constitucional, que desestimó su recurso de amparo.
En su resolución, el Tribunal de Estrasburgo considera que la falta de una investigación completa y eficaz de la denuncia de torturas supone una violación del artículo 3 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, que prohíbe la tortura y los tratos inhumanos o degradantes.

viernes, 27 de mayo de 2016

Detención por enaltecimiento

Agentes de paisano de la Guardia Civil detiene a primera hora de la mañana en Amurrio (Álava) a Galder Barbado cuando salía de la "herriko taberna" Txoko Gorri donde trabaja situada en dicha localidad .
El abogado del joven informó que el arresto está relacionado con una pancarta colocada en la Gazte Danbada de Llodio. La acusación es de «enaltecimiento del terrorismo». Fue puesto en libertad al mediodía.

El arrestado en la denominada operación Dunbots, está acusado de ser el promotor y responsable de un acto de organizaciones juveniles radicales de la izquierda abertzale en el que se exhibió una pancarta de grandes dimensiones con el anagrama de ETA.

El evento se celebró en la localidad alavesa de Llodio entre los días 25 y 28 de marzo y los agentes comprobaron que dentro de una de la carpa de conciertos había una pancarta de grandes dimensiones con el anagrama de la organización terrorista ETA que se mantuvo durante las actuaciones.

jueves, 26 de mayo de 2016

Sabotaje contra autobús

Una decena de encapuchados aborda a las 21.50 horas un autobús en San Sebastián para denunciar el aislamiento al que han sido sometidos varios presos de ETA en la prisión gala de Fresnes, que llevan 17 días en huelga de hambre. La acción, que duró unos tres minutos, consistió en detener la marcha del vehículo y sin bajar a los pasajeros, varios encapuchados que vestían buzos blancos se subieron al techo con la ayuda de una escalera de mano y desplegaron una pancarta con la frase “Fresnes. Isolamendurik ez!” Los enmascarados encendieron también dos bengalas rojas, a la vez que otros compañeros suyos realizaban pintadas en el exterior del autobús y todos ellos coreaban consignas a favor de la amnistía y el traslado de los presos a Euskadi.

Una persona del grupo grabó las imágenes del acto, que duró unos cinco minutos. El vídeo fue colgado en Twitter y se puede ver, entre otras, en la cuenta de Ernai, la organización juvenil de Sortu.

miércoles, 25 de mayo de 2016

Detenciones en Navarra

Cuatro jóvenes, tres de ellos menores de edad, son detenidos en Pamplona, Burlada y la Barranca como presuntos autores de los desórdenes públicos llevados a cabo el 17 de marzo de 2016, durante la jornada de huelga convocada en el sector de las enseñanzas universitarias.

Las detenciones fueron realizadas por agentes del Cuerpo Nacional de Policía, con la colaboración de la Policía Municipal de Pamplona, y se suman a los nueve arrestos llevados a cabo en su día por los incidentes ocurridos esa misma jornada.

Los cuatro quedaron en libertad una vez tramitadas las diligencias correspondientes.

martes, 24 de mayo de 2016

Sabotaje en Bilbao

Poco después de las 8 de la mañana, un grupo de entre seis y siete encapuchados cortan el tráfico en la calle Zabalbide de Bilbao al verter dos latas de aceite sobre la calzada y colocar una pancarta a favor de los presos de ETA. La circulación se reanudó minutos más tarde tras la intervención de los bomberos y de la Ertzaintza.

sábado, 21 de mayo de 2016

Se presenta Askatasunaren Bidean

Un grupo de personas presentan en Bilbao "Askatasunaren Bidean" (En el camino de la libertad), un colectivo disidente de la izquierda abertzale. Entre sesenta y cien personas, muchos de ellos antiguos presos y huidos, forman este grupo que habla de «seguir con la lucha de la dignidad» y se refieren a la lucha como «ideológica», y no tanto como «instrumento». Aseguran que pretenden unir a grupos como el Movimiento Pro Amnistía y Eusko Ekintza.
La presentación pública se hizo mediante la lectura de un texto resumen en euskara, castellano y francés del manifiesto «Askatasunaren bidean» por los expresos Patxi Eskisabel, Fernando Lizeaga y Joel Sistiaga.
En el texto se acusa a Sortu de haber llevado al MLNV a una grave crisis y haber traicionado todos los principios del independentismo.
También estaban presentes otros ex presos y huídos como Elías Fernández Castañares, Sendoa Jurado y Juan María Madariaga. 

Manifiesto:

ASKATASUNAREN BIDEAN
Euskal preso eta iheslari ohiren batzarra

Somos militantes del Movimiento de Liberación Nacional Vasco, hombres y mujeres abertzales y socialistas revolucionarias de diferentes generaciones. Desde jóvenes hemos luchado a favor de la liberación nacional y social del Pueblo Trabajador Vasco y de los cuatros ejes del nacionalismo revolucionario: Independencia, Socialismo, Reunificación y Reeuskaldunización. Hace cerca de 50 años fue proclamado que nuestra lucha se sitúa en la línea del internacionalismo proletario, contra todos los imperialismos y socialchovinismos. Más tarde se enraizaron entre nuestros objetivos el Feminismo y el Ecologismo. En la militancia a favor de estos ideales liberadores hemos tenido que vivir la clandestinidad, la persecución, la huida, el exilio, la detención, la tortura, la cárcel, el sufrimiento tanto de nuestros familiares como de nuestras personas cercanas y queridas, y la muerte y el asesinato de muchas de nuestras compañeras y compañeros.

El nacionalismo revolucionario siempre ha perseguido la liberación global e integral del Pueblo Trabajador Vasco, es la negación radical de todas las formas de opresión. El Pueblo Trabajador Vasco está formado por todos los grupos y sectores oprimidos, de forma especial y principalmente por la Clase Obrera. Por eso, la lucha del Pueblo Trabajador Vasco tiene un carácter socialista revolucionario, en toda la extensión y profundidad que tiene este termino. El motor subjetivo de la Revolución Vasca es la conciencia nacional de clase.

Después de pasar largos años fuera de Euskal Herria, cuando hemos vuelto del exilio y/o salido de la cárcel esto es lo que hemos visto: en este comienzo del siglo XXI, las opresiones que sufre el Pueblo Trabajador Vasco siguen fundamentalmente siendo las mismas, tanto en el ámbito social como en el nacional, tanto en la dominación patriarcal como en la cultural, en los avances en el proceso de desaparición del Euskera y de la comunidad lingüística euskaldun, en la destrucción constante de la Madre Tierra, y aun más violentamente en la represión contra las y los que siguen en la lucha. Los estados opresores, que son herramientas implacables de las oligarquías de Francia y España, siguen constantemente dividiendo, oprimiendo, explotando, erdaldunizando, ocupando militarmente y condenando a la miseria extrema al Pueblo Trabajador Vasco, con la imprescindible colaboración de la burguesía autonomista vasco-española. Estas opresiones crudas y sangrientas se volvieron aun más duras a partir del estallido de la crisis global capitalista, durante los años 2006-2008. Y desde entonces se han ido progresivamente intensificando.

Sufrimos todos los días las opresiones cada vez más grandes que se llevan a cabo contra el Pueblo Trabajador Vasco: el paro, la pobreza, los desahucios y la precariedad; los terribles accidentes laborales; la explotación económica implacable; la degradación progresiva de los salarios y de las condiciones de trabajo; los recortes criminales en educación, sanidad y servicios sociales… Este es el futuro que el sistema ofrece a todas y todos los trabajadores vascos -obreras, empleados, operarias, agricultores, arrantzales y/o intelectuales- es decir, a las esclavas y esclavos asalariados. Miseria y represión.
Eso, y ademas, la constante violencia y terrorismo patriarcal contra las mujeres, la opresión nacional y la ocupación militar de nuestra patria, la desaparición progresiva del Euskera y el etnocidio contra los euskaldunes, la censura, la tortura, la cárcel, la intoxicación y el consumismo neurótico. Los estados español y francés han recuperado al fin el monopolio de la violencia, y lo utilizan despiadadamente para oprimirnos.
Ser ex-presos y ex-refugiados no nos convierte en ex-militantes. Al contrario, seguimos siendo militantes abertzales y socialistas revolucionarios. Queremos poner al servicio de la liberación nacional y social de Euskal Herria nuestro trabajo, energía, reflexiones y experiencias.

Por eso mismo queremos denunciar ante el Pueblo Trabajador Vasco, en voz alta y sin pelos en la lengua, que el cambio de estrategia realizado por la Izquierda Abertzale en estos últimos siete años no se ha limitado solamente al fin de la lucha armada, sino que ha ido mucho más lejos. Aquel cambio que al principio unos pocos vendieron como la “estrategia independentista eficaz”, hoy en día, siete años después, ha llevado al Movimiento de Liberación Nacional Vasco a una grave crisis.

Este cambio de estrategia ha sido una jugada hecha por una fracción reformista de la Izquierda Abertzale, para integrar nuestro movimiento en el sistema y liquidar el MLNV, la Revolución Vasca y hasta el propio abertzalismo socialista revolucionario. Esta maniobra, una vez disipadas las ilusiones, euforias y fascinaciones iniciales, ha creado en el seno del Pueblo Trabajador Vasco frustración, tristeza, desapego, desconfianza, confusión, despolitización y desmovilización, y ha bloqueado nuestra lucha de liberación nacional y social. La ha desactivado y debilitado profundamente. En la medida que somos militantes del Movimiento de Liberación Nacional Vasco, no podemos de ninguna manera aceptar este cambio oportunista radical. Paso a paso, la fracción reformista que ha tomado el control de la Izquierda Abertzale está traicionando todos los principios del Movimiento de Liberación Nacional Vasco. De forma vergonzosa en nuestra opinión, pero sin ninguna vergüenza por su parte.

La lucha de clases en el seno del MLNV siempre ha existido, entre los numerosos elementos reformistas y oportunistas de la pequeña burguesía vasca y los/las militantes abertzales y socialistas revolucionarias de la clase obrera vasca, para lograr la dirección y la hegemonía en el movimiento. Ha habido una cruda lucha ideológica y organizativa entre estas dos clases sociales. Este hecho ha producido muchas crisis y escisiones a lo largo de la historia, que no mencionaremos detalladamente aquí. En la amplia y larga historia del Pueblo Vasco también han sucedido muchas veces situaciones extremas parecidas. Por citar solamente tres, el abrazo de Bergara en el siglo XIX, la traición imperdonable cometida por el PNV en 1937 en Santoña, y hace cerca de cuarenta años, el putrefacto proceso de arrepentimiento de lo que en su día fue el bloque conformado por la organización PM, EIA y Euskadiko Ezkerra. Esta operación que se inició hace muchos años es de una orientación parecida a las anteriores. Por poner un hito cualitativamente significativo, nosotras y nosotros lo situamos en el 14 de noviembre de 2009. Aquel día, en la lamentable rueda de prensa realizada en nombre de la Izquierda Abertzale en Altsasu, la fracción reformista aceptó los principios Mitchell, tomando la representación de todo el MLNV aparentemente y de forma falsa. Y eso era mentira entonces y lo es aún más hoy en día.

Los principios Mitchell no son neutros. Se sitúan dentro de la estrategia contrainsurgente diseñada por el imperialismo anglosajón, para provocar en todo el mundo la derrota de los Movimientos Revolucionarios de Liberación Nacional de los Pueblos Trabajadores a todos los niveles. Así ha sucedido en Irlanda y en muchos otros sitios. Con esta astuta jugada, la fracción reformista y sus aliados y aliadas oportunistas quisieron dar jaque mate a los sectores abertzales y socialistas revolucionarios del Movimiento de Liberación Nacional Vasco. Y tenemos que confesar, de manera autocrítica, que en gran medida lo han conseguido. Después vino un chaparrón de iniciativas y comunicados: el documento Zutik Euskal Herria!, las declaraciones de Bruselas e Iruñea, el pacto Lortu arte, el acuerdo de Gernika, la legalización del partido Sortu, el nacimiento de las coaliciones Bildu, Amaiur y EHBildu, la disolución de las organizaciones Segi, Ekin y Askatasuna, la conferencia de Aiete, el fin definitivo de la lucha armada de ETA, la tomadura de pelo en Noruega, la rueda de prensa que algunos y algunas ex-presas dieron en Durango, la vía vasca hacia la paz de EHBildu, el Foro Social, las maniobras para desviar al EPPK de la línea de la Amnistía (el comunicado de 2013), la “vía Rufi” y “la línea Barrena”, aceptando la legislación penitenciaria destructora de los y las presas políticas vascas, y las mentiras de los y las jueces fascistas, etc… Fueron especialmente significativas las declaraciones que el líder supremo del reformismo hizo en el juicio en su contra en Madrid, en 2011.

Lo que al principio fue una pequeña y secreta fracción se ha convertido en algo totalmente mayoritario hoy en día en la Izquierda Abertzale, atrayendo hacia sus tesis y estrategia a los y las liberadas, responsables y direcciones de todas las estructuras, organizaciones y medios de comunicación de ésta.

Como consecuencia de esto, se han acentuado en el seno del Pueblo Trabajador Vasco la decepción y la desmovilización, poniendo en peligro hasta la misma liberación nacional y social. Tenemos que desmontar y deconstruir la filosofía y la neolingua que están detrás de esta operación política. Es una ideología tóxica y alienante. No es verdad que queramos y necesitemos una paz sin vencedores y vencidos. Queremos vencedores: el Pueblo Trabajador Vasco y el resto de los Pueblos Trabajadores. Y queremos vencidos: las oligarquías de Francia y España y el imperialismo internacional. Los opresores y los oprimidos.

No nos gusta la curiosa lengua que se está haciendo mayoritaria, en la cual las clases sociales se transforman en “ciudadanía”; la lucha de clases, en “relaciones laborales”; el Pueblo Trabajador Vasco, en “sociedad vasca”; la autodeterminación, en “derecho a decidir”; la negación de la existencia del Pueblo Vasco, en “déficit democrático”; el Socialismo, en “justicia social” o en “modelo económico nuevo”; los y las trabajadoras, en “ciudadanos y ciudadanas”; la explotación de la burguesía, en “convivencia democrática”; la dictadura del Capital, en “democracia”; la censura y la inquisición, en “tolerancia”; la violencia sistemática de los estados, en “paz”; el monopolio de la violencia que han recuperado las oligarquías, en “normalización”; el incesante terrorismo patriarcal, en “violencia de género”; las exigencias de oprimidas y oprimidos, en “derechos humanos”; las destrucciones ecocidas de la Madre Tierra, en “desarrollo sostenible”; la Restauración neofranquista de la Monarquía, “transición democrática”; el imperialismo, en “comunidad internacional”; las masacres de la OTAN, en “intervenciones humanitarias”; la tortura, en “excesos policiales”; las bandas de ladrones de la burguesía, en “partidos democráticos”; las agresiones criminales de los capitalistas, en “austeridad”; el etnocidio de la comunidad lingüística euskaldun, en “bilingüismo equilibrado” y “normalización del Euskera”; la Amnistía, en “solución a las consecuencias del conflicto”; los verdugos y torturadores fascistas, en “víctimas del terrorismo”; las fuerzas de ocupación, en “defensores de la ley”; los cipayos de la burguesía vasco-española, en “ertzainas”, los patrones explotadores, en “emprendedores”; rendirse ante el enemigo nacional y de clase, en “proceso de paz y resolución del conflicto”; ceder por la cara, en “unilateralidad”; la Revolución Vasca, en “fase y estrategia del pasado”; regalarle las armas al enemigo, en “dar solución a los instrumentos y las estructuras que se derivan de la actividad armada”; ponerse a las órdenes de los oportunistas, en “acumular fuerzas y lograr acuerdos”; el conflicto y la dialéctica revolucionarias, en “transversalidad”, la colonización, en “pluralismo y diversidad”…

Estas dos filosofías, formas de hablar y terminologías, por un lado la reformista y oportunista, y por otro la abertzale socialista revolucionaria, chocan frontalmente todos los días de forma clara e inevitable, tanto en la práctica como en la teoría. La unidad es imposible cuando en el mismo movimiento existen estrategias totalmente contrapuestas y líneas políticas absolutamente antagónicas. Algunos y algunas se quieren integrar en el juego, normas e instituciones del sistema capitalista español y francés, otros y otras, por el contrario, queremos destruir y hacer añicos el sistema de raíz, para poder construir una Euskal Herria euskaldun, independiente, reunificada y socialista. En crisis estratégicas tan graves como ésta, los juegos de mayoría/minoría nunca han funcionado. Jamás.

En la batalla teórica, ideológica y sociopolítica en torno a la Amnistía se revela, de modo paradigmático, el choque frontal entre las dos estrategias. Los y las reformistas dejaron de lado la Amnistía al principio, porque consideraban, en sus esquemas pretendidamente realistas, moderados e institucionalistas, que la ruptura realmente democrática con el régimen neofranquista del 78 que suponía y acarreaba la Amnistía Total era imposible. En consecuencia, comenzaron a transitar por vías posibilistas, apoyando salidas individuales y obligando constantemente al EPPK a aceptar la legalidad destructora de los estados opresores, pensando así que las dos oligarquías ablandarían siquiera un poco su política asesina y criminal contra los y las presas y refugiadas vascas. Miseria del posibilismo, porque por ese camino hasta las más pequeñas mejoras se hacen imposibles, ya que los enemigos se sienten fuertes y vencedores. El ejemplo, la dinámica de la sokatira: si dejas de tirar…

Ante esta deriva, militantes del MLNV decidieron organizar el Movimiento por la Amnistía y contra la Represión. La reacción del reformismo fue dura y fulminante. Anatemas y excomuniones. Pero el movimiento siguió adelante, extendiéndose a todo Euskal Herria. También se fortaleció, enraizándose en sectores cada vez más amplios del Pueblo Trabajador Vasco, especialmente entre los y las jóvenes. Y comenzó a movilizarse.

Viendo todo esto, el reformismo ha cambiado de táctica últimamente. La palabra Amnistía ya no es tabú en su lenguaje, como ha sido hasta hace muy poco, y han comenzado a utilizar el término, para mejor vaciarlo de su contenido liberador y revolucionario. Hicieron lo mismo con la desobediencia y la resistencia civil en la época de la ponencia Zutik Euskal Herria! La base de la Izquierda Abertzale les creyó. ¿Por qué no ahora? Muchas y muchos militantes llenos de buena voluntad han tragado ese anzuelo. Aparentemente los reformistas ahora se sitúan “en la dirección de la Amnistía”, pero en realidad, defienden la “vía Rufi/Barrena” con uñas y dientes.

Hoy en día la gente comienza a darse cuenta. La mentira tiene las patas cortas. La Izquierda Abertzale reformista tiene muchos recursos, como los tuvo en su día Euskadiko Ezkerra. Pero no tiene razón. Por eso se niegan a participar en cualquier debate político estratégico cara a cara.

Teniendo en cuenta la gravedad de la crisis del MLNV, en enero de este año empezamos a juntarnos algunos y algunas ex-presas y ex-refugiadas, en torno a tres ejes:

1.- Mantener la dignidad de la lucha, y hacer frente a todos los intentos de manipulación y reescritura de la historia del Pueblo Trabajador Vasco.

2.- No cerrar las puertas a un futuro libre y mejor a las nuevas generaciones.

3.- Dar nuestra solidaridad a las y los represaliados políticos vascos, y hacerles saber que ni uno solo se va a quedar tirado al borde del camino por no ceder al chantaje del enemigo. Denok ala inor ez! Dena ala ezer ez!

Reafirmamos nuestro compromiso e implicación con la lucha a favor de la liberación del Pueblo Trabajador Vasco y la estrategia de reconstrucción del Movimiento de Liberación Nacional, y ayudaremos y apoyaremos con todas nuestras fuerzas todas las iniciativas a favor de estos objetivos.

Expresaríamos muchas mas opiniones y reflexiones, pero es algo sabido que en el Reino de España no hay ningún tipo de libertad de expresión, y que los perros y siervos de la oligarquía neofranquista reprimen duramente toda idea y planteamiento realmente revolucionario. Y que lo mismo pasa en la V República totalitaria de la burguesía francesa, etnocida e imperialista.

Queremos hacer un llamamiento a todos y todas las militantes abertzales y socialistas revolucionarias que se identifican con los objetivos históricos del Movimiento de Liberación Nacional Vasco, para que se autoorganicen pueblo a pueblo y barrio a barrio, en asambleas o de la manera que mejor les parezca, para llevar adelante la lucha por la liberación nacional y social del Pueblo Trabajador Vasco, en el camino del Estado Socialista Vasco. En la lucha para liberar a Euskal Herria, que cada una y uno tome su puesto, según sus fuerzas y deseos.

Gora Euskal Herria, askatuta eta sozialista!
Jotake, irabazi arte!
EUSKAL HERRI LANGILEAREN ASKATASUN OSOA HELBURU, BORROKA DA BIDE BAKARRA!

martes, 17 de mayo de 2016

Nuevo acuerdo con Fiscalía

Ocho acusados de pertenecer al aparato político de ETA, Ekin, que iban a ser juzgados llegan a un acuerdo con la Fiscalía y aceptan penas de entre un año y 9 meses y dos años con las que eluden ingresar en prisión tras renunciar a la violencia.

Se trata de un acuerdo de conformidad  apoyado por las acusaciones ejercidas por la Asociación Víctimas del Terrorismo y Dignidad y Justicia.

Un noveno acusado, Ugaitz Elizarán Aguilar, para quien el fiscal pedía 12 años de prisión por reincidencia, también ha llegado a una conformidad con la Fiscalía para ser condenado a dos años, tres meses y un día.

El pasado 14 de abril otros cinco miembros de Ekin en Navarra que se enfrentaban a penas de diez años de cárcel ya llegaron a este mismo acuerdo con la Fiscalía.

De esta forma Ugaitz Elizarán Aguilar es condenado a dos años, tres meses y un día de prisión (por reincidencia), mientras que a dos años de prisión lo son Rosa Iriarte Laset, Eneko Campains Silva, José Aldasoro Jáuregui, Anaiaiz Ariznabarrreta Ibarlucea, Egoitz Garmendia Vera, Urko Asier Ayerbe Sarasola y Erika Bilbao Barzena.  Sandra Barrenechea Díez lo es a un año y nueve meses.

lunes, 9 de mayo de 2016

Acuerdo sentencia Hasier Arraiz

Se celebra la vista oral en el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco contra el presidente de Sortu, Hasier Arraiz, que se mostró conforme con los hechos que se le imputan de pertenencia a ETA por tratar de reconstruir la ilegalizada Batasuna y admitió el daño causado a las víctimas de la banda terrorista, así como el rechazo a la violencia. Este reconocimiento ha servido de base para que la defensa, ejercida por el abogado Iñigo Iruin, y el Ministerio Fiscal, que inicialmente solicitaba seis años de cárcel, hayan llegado a un acuerdo de conformidad por el que se reclaman dos años de prisión e inhabilitación especial para cargo público durante este mismo periodo, lo que evita la entrada de Arraiz en la cárcel.
El Tribunal, en su sentencia, impone a Arraiz la pena prevista en el subtipo atenuado de delito de terrorismo recogido en el artículo 579 bis 4 del nuevo Código Penal, al tiempo que reconoce el atenuante de dilación indebida del proceso, como solicitaron el fiscal y el letrado de la defensa.

El día 20 siguiente, se despidió de su escaño en el Parlamento vasco.

sábado, 7 de mayo de 2016

Presentación nueva estrategia independentista

La izquierda abertzale celebra un acto en Durango (Vizcaya) en el que reivindican una "nueva estrategia independentista" para lograr una "república vasca libre".
A la presentación asisten los dirigentes de Sortu, como Arnaldo Otegi, Pernando Barrena y Rufi Etxebarria, y la secretaria general del sindicato LAB, Ainhoa Etxaide.

La tesis principal del proceso Abian plantea adaptar la estrategia política de la izquierda abertzale para impulsar un movimiento popular independentista y plural, capaz de alcanzar amplias mayorías y coordinado por una "dirección colectiva" que trascienda a las organizaciones políticas.
Igor Arroyo, representante de LAB, y Fullaondo, dirigente de Sortu, han manifestado que hoy "sale una nueva izquierda abertzale" que va a "darlo todo" por lograr el objetivo de la independencia.

Arroyo destacó tres decisiones que la izquierda abertzale ha tomado en el proceso Abian:

La primera, la vigencia del proyecto estratégico de la izquierda abertzale. "El capitalismo globalizado camina hacia el desastre social, cultura y ecológico. Es imprescindible un cambio de modelo. Y el compromiso de la izquierda abertzale consiste en impulsar ese cambio de modelo en nuestro pueblo. Reafirmamos nuestro compromiso con la emancipación de Euskal Herria, de los sectores populares, de las mujeres".

En segundo lugar, "abrir las puertas a la independencia de este país". "Los estados español y francés no tienen ninguna intención en democratizar nuestro país, no van a reconocer el derecho a decidir, no van a atender las demandas sociales, económicas y culturales de Euskal Herria. Por lo tanto tenemos que poner en marcha de manera unilateral una estrategia independentista transformadora que ponga a este país en marcha".

Por último, abogó por refundar la izquierda abertzale sobre las bases de "la participación, el trabajo en común, la solidaridad, el compromiso con el euskera y el feminismo".
"Tendemos la mano a los agentes y personas que componen EH Bildu y EH Bai, para desarrollar esa alianza por la independencia y el cambio social. Tendemos la mano a todos los agentes que están dispuestos a poner en marcha un proceso soberanista alejado de partidismos, que ponga en el centro las necesidades y aspiraciones de la población”.